Interpretación objetiva de los sueños

La psicología de la escuela de Jung distingue una interpretación de los sueños en el plano objetivo y otra en el subjetivo. En el objetivo los sueños expresan algo sobre las personas con las cuales trato, sobre cualidades de las cosas con las cuales sueño. Así pues un sueño puede advertirme que la escalera está rota o que he olvidado cerrar la casa. A menudo el sueño retoma las experiencias del día para llamarme la atención completa, vale decir, completa mi visión consciente de la realidad. Por ejemplo, si durante el día tuve una conversación con un amigo, mi consciente no ha percibido muchas cosas que al estar ocupado con mis propias reflexiones no capté cómo le iba realmente a ese amigo. Entonces en el sueño el inconsciente me dice lo que ha percibido en el amigo, por ejemplo, que le va mal, que su ánimo está sombrío, etc. Naturalmente puedo decir también con razón que en el sueño Dios quiere revelarme la verdad sobre el amigo. Mediante las observaciones de mi inconsciente de otro modo yo lo hubiera pasado por alto. Dado que nuestra visión consciente a menudo está influenciada por nuestras proyecciones mentales, es importante reparar en la visión del inconsciente.

Regla fundamental de la interpretación de los sueños es interpretar el sueño primeramente en el plano objetivo. Preguntaré primero lo que el sueño me está diciendo sobre personas, situaciones y negocios, sobre mi trabajo, mi compromiso en alguna asociación, o lo que esté viviendo.

A. G.